Autoescuela Villa de Avilés

Inicio » Seguridad vial » USO CORRECTO DE LAS LUCES ANTINIEBLA

USO CORRECTO DE LAS LUCES ANTINIEBLA


niebla

Las luces antiniebla, que, generalmente, tan mal se utilizan, son un recurso que disponen la mayoría de los coches para que, en condiciones adversas de visibilidad, podamos ver mejor. Tan fácil de explicar, tan difícil de hacer.

¿Qué buscamos con la utilización de las luces antiniebla? Que podamos ver mejor, y que nos vean mejor también.

La correcta utilización de las luces antiniebla dependerá, en gran medida, de las intensidades de las condiciones atmosféricas que haya en cada momento (lluvia, niebla, granizo, nieve…). Especialmente, de cómo y cuando usarlas, cuáles son obligatorias y cuáles opcionales, pero también cuándo no es necesario ni aconsejable encenderlas porque pueden suponer una molestia para el conductor que circula inmediatamente detrás.

¿Qué dice el reglamento de circulación?

Sobre la luz antiniebla delantera.

faros_antiniebla delanteros

Es una luz utilizada para mejorar el alumbrado de la carretera en caso de niebla, nevada, lluvia intensa o nubes de polvo o humo. Es opcional para todos los vehículos, que pueden llevar haasta dos.

Utilización de la luz antiniebla delantera

Cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo, cualquier otra circunstancia análoga es aconsejable utilizar el alumbrado. En estos casos se utlizará la luz antiniebla delantera o la luz de corto (la luz de largo alcance no es recomendable dado que nos autodeslumbrará).

La luz antiniebla delantera solo podrá utilizarse en dichos casos o en tramos de vías estrechas de muchas curvas señalizados con la señal de “sucesión de curvas peligrosas”..

Este resumen concentrado de lo que leemos en el manual es bastante claro en cuanto a su uso. Siempre que hablamos de condiciones que disminuyen sensiblemente la visibilidad entra el factor subjetivo, evidentemente, y donde un conductor pone las luces antiniebla delanteras, otro puede considerar que ve perfectamente para reaccionar en condiciones de seguridad. Así que el uso de las luces antiniebla delanteras no revierte dificultad alguna:

SI VEO MAL, ENCIENDO LAS LUCES ANTINIEBLA JUNTO A LAS DE CORTO ALCANCE. DE DÍA SERÍA SUFICIENTE ENCENDERLAS CON LAS DE POSICIÓN, PERO SI CON LAS DE CORTO ALCANCE ME VEN MEJOR, ¿PARA QUÉ VAMOS A ANDARNOS CON REBAJAS?. CUÁNTO MEJOR ME VEAN, PUÉS ESO …

Sobre la luz antiniebla trasera.

niebla trasera

Y es aquí donde realmente encontramos los problemas de utilización, cuando realmente es sencillísimo.

Las luces antiniebla traseras son obligatorias, en general,  para todos los vehículos, es decir, todos las llevamos. El hecho de ser obligatorias no significa que debamos utilizarlas cuando se nos antoje, al revés, solo debe usarse en condiciones específicas. Es muy fácil darse cuenta de que las luces antiniebla traseras son un fundamentales para aumentar la seguridad de la circulación en condiciones concretas, porque favorecen que otros nos vean en las peores condiciones. O sea, que son muy potentes. O sea que pueden deslumbrar o molestar sensiblemente.

Utilización antiniebla trasera

La luz antiniebla trasera solo deberá llevarse encendida cuando las condiciones meteorológicas o ambientales sean especialmente desfavorables, como en caso de niebla espesa, lluvia muy intensa, fuerte nevada o nubes densas de polvo o humo

El problema viene cuando nos encontramos diferentes apreciaciones de lo que es intenso, muy intenso, denso… La apreciación de lluvia intensa para alguien que vive en Cádiz que para alguien que viva en Asturias no tiene nada que ver, al igual que la intensidad de la niebla para alguien que viva en Valladolid no será lo mismo que para alguien que viva en Valencia.

Niebla espesa es esa niebla que no te deja ver a 10 o 20 metros por delante del morro de tu coche. Esa distancia a 70, 80 o 100 km/h se recorre en menos de un segundo. Es necesario, y mucho, llevar las luces encendidas, la antiniebla trasera obligatoriamente y las de corto alcance y, si las tenemos equipadas, las antiniebla delantera. El coche que venga de frente nos verá y quien se acerque por detrás sabrá que no debe acercarse demasiado.

En cualquier otro caso con niebla, la luz antiniebla trasera molestará a los que van detrás. ¡¡No se debe accionar!!

Ocurre lo mismo con la lluvia, solo que en este caso es más difícil de valorar cuando la lluvia es suficientemente intensa. Para eso, lo mejor es la siguiente apreciación:

SI NO VEO NADA, SI CON LA LLUVIA QUE CAE MI VISIBILIDAD SE REDUCE TANTO QUE ME VEO OBLIGADO A REDUCIR LA VELOCIDAD O LA ESTELA QUE DEJA EL VEHÍCULO DELANTERO ES COMO UNA CORTINA, ENCIENDE LA ANTINIEBLA TRASERA

Utilizar las luces antiniebla traseras de forma alegre, sin adaptarse a las condiciones está mal hecho.Las antiniebla traseras deben regularse activamente: “ahora las enciendo, ahora las quito”. Hay que ser conscientes de que molestan si se utilizan incorrectamente, y también ser conscientes de que si no se utilizan cuando es necesario, podemos provocar un accidente. Desde aquí, pido por favor más atención y un uso activo del mando de las luces antiniebla traseras. No es difícil y basta con sufrir una antiniebla trasera cuando no toca para darse cuenta de cuánto molestan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: